Entrevista a Yoon Sung-a directora de Overseas

«El exilio, el desarraigo afectivo; eran cosas que yo era capaz de entender»

Por Katla Bayer y Constance Paquier.

¿Por qué escogiste este tema en particular?

Me interesaba hablar sobre una experiencia de migración femenina, sobre el trabajo doméstico y sobre el mundo globalizado. El

trabajo doméstico es una profesión totalmente invisibilizada y con una clara división de género, realizada principalmente por mujeres.

Mientras leía un libro de Asunción Fresnoza-Flot, una socióloga filipina, descubrí que el gobierno filipino había institucionalizado esta forma de inmigración, enviando a mujeres a trabajar al extranjero con contratos de dos años, de una manera totalmente legal. Conocía casos de trabajadoras sin papeles provenientes de otros países, como Costa de Marfil o Haití, pero descubrí que en este caso era el propio gobierno de Filipinas el que organizaba todo. Me impresionó tanto que decidí seguir investigando, y así surgió la película.

¿Cómo fue el encuentro con las mujeres? Cuando llegué a Filipinas me encontré a un grupo de mujeres a punto de marcharse. Nadie les había hablado de mí, así que fue una sorpresa para ellas. Por supuesto, les preguntamos si estaban cómodas y si podíamos grabarlas, pero la reunión podría no haber tenido lugar. Fue cuestión de suerte. A fin de cuentas, estábamos haciendo un documental. Elegí el lugar, pero no a los personajes, así que todo fue muy imprevisible. Con el tiempo desarrollamos una relación y ellas se volcaron al 100% con la película. Estaban muy motivadas, pero al mismo tiempo sentí que debía dejarles tiempo para hablar y «divertirse». Era como una necesidad para ellas.

Parecían extremadamente felices de compartir todo eso con nosotros. Además, poco a poco, entendieron el tipo de película que intentábamos hacer. Sabían que yo no buscaba el sensacionalismo. Lo cierto es que se mostraron sorprendentemente naturales ante la cámara. Fue una experiencia muy poderosa.

¿Cómo conectaste con la historia a nivel personal? Curiosamente, rodando la película descubrí que había ciertas conexiones con mi propia historia. Antes de Overseas había hecho un documental llamado Full of Missing Links, centrado en la búsqueda de mi padre, a quien no había visto en 25 años. Me di cuenta de que una de las razones más importantes para hacer esta película fue que podía entender cómo se sentían estas mujeres. Dejando atrás a sus hijos, abandonando su país y sus lazos culturales. Ese fue uno de los motivos que me impulsaron a hacer la película. El exilio, la separación familiar, la pérdida; son cosas que yo era capaz de entender y que me ayudaron a empatizar mucho con ellas.

¿Crees que puede cambiar la situación de estas mujeres? No sé si ahora son más fuertes, pero creo que el simple hecho de participar en una experiencia en la que se sentían valoradas y escuchadas, donde tenían un espacio propio, puede haber sido importante para algunas de ellas. Han podido ver la película y están muy orgullosas del recorrido que está teniendo. Cuando les envío fotos de las salas de cine abarrotadas, o artículos de prensa donde elogian su dignidad y su fuerza de voluntad, se sienten muy felices. No creo que las películas puedan cambiar el mundo, pero si consigo cambiar la forma en que la gente ve a estas mujeres, aunque sea un poco, entonces mi película habrá servido para algo. En Locarno, una mujer se me acercó llorando al final de la proyección. Pensé que si era capaz de provocar ese tipo de reacción en la gente, tal vez la película podría llegar a provocar pequeños cambios. Como directora eso es algo muy importante para mí.

Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on facebook
Share on linkedin

I MOSTRA DE CINEMA A MONISTROL DE CALDERS

La I Mostra de Cinema a Monistrol de Calders se suma a pasadas muestras itinerantes del IBZCF en la península, como en Cadaqués por ejemplo en 2019, programando películas largas y cortas premiadas en la edición precedente del IBZCF.